domingo

Filantropía de un Héroe que fue asesino I

- La nieve seguirá - anunció la mujer.

En efecto, los 4 ingresaron al crematorio, antes de entrar totalmente se despidieron de mí con un gesto, sonreían. Al tener más de 100 años y no depender de sentimientos tales como el amor y la amistad, eran libres, libres de su vida y de su muerte.

Aún observo el cuadro, el cuadro que aún no puedo ver, el cuadro que mis ojos, actuales y antiguos a la vez son incapaces de comprender.

Comprender...

¿Qué es eso?

Quizás si se lo hubiése preguntado a la efigie de Hitler que estaba en la entrada de aquel crematorio futuro, me hubiése respondido. O quizás no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario