Crímen

Hay momentos,
Dónde ese grito espantoso no te deja vivir, hace las paredes inmensas y los ruidos ensordecen,
Nada es más grande que esa oscuridad,
Debo dejarlo morir -piensas-
Como lo he hecho siempre,
Pero hay momentos donde entiendes que el dejar morir no es suficiente,
Ese desamor debe ser asesinado y estrangulado con tu propio corazón, y va a doler, va a doler mucho a la noche,
Pero por la mañana serás un hombre diferente.

JFL.

Comentarios

Entradas populares