Fragmentos

En cuantos fragmentos tuviste que partirte para entender el dolor?
No lo se, los números a veces son confusos.

Y el tiempo que todo lo cura, en realidad no cura, entierra el dolor, pero ahí está,
Esa herida viva, buscando respirar en las noches de soledad, el alcohol la revive,
Como fantasmas, fantasmas del dolor que vagan en el laberinto del alma,
Se pierden a veces,
Y crees que está bien, porque los olvidas,
Pero las vueltas son así,
Y reaparecen,
Y ya no sabes cual es cual,
Y debes enfrentar el fantasma del dolor,
Preguntarle cual de todos es él,
Soy el de esa noche eterna -te responde-
Se cree único, no sabe cuantas noches eternas tuviste.

Soy el de esa noche eterna, infinita, la de mucho amor -insiste-
Y no entendés, porque el dolor proviene de ahí, hasta que miras ese fantasma a los ojos,
Tiene los ojos vidriosos, inundados,

Esa noche infinita, recuerdas, la de mucho amor,
Esa noche que la amaste tanto que te rompiste a ti mismo en mil pedazos.

Comentarios

Entradas populares